Consejos para reducir los accidentes en las manos en la industria alimentaria
17 marzo 2017
¡Nuevo pantalón elástico!
24 marzo 2017
Show all

EPI’s en el trabajo

Cuando trasladamos a los trabajadores la necesidad de llevar equipos de protección individual siempre hay quien se justifica para no utilizarlos o hacerlo incorrectamente. Estas son las 8 excusas más comunes para no usar correctamente EPIs : 

1.    “Si un empleado no quiere usar un equipo de protección ¿qué puedo hacer?”
Si una empresa decide que un puesto de trabajo requiere el uso de EPIs, esto no es una opción para el trabajador. La gerencia esta en todo su derecho de exigir e insistir en su uso. Ambas partes pueden salir gravemente perjudicadas de lo contrario. Incluso se puede llegar a sancionar a quien haga caso omiso de las indicaciones en materia de seguridad laboral.

2.    “Ya llevo una protección, no necesito otra”.
No basta con llevar alguno de los equipos de protección asignados, hay que llevar adecuadamente todos los recomendados para cada puesto de trabajo. Llevar uno de ellos, no exime de la utilización del resto. Además, podríamos añadir que tan peligroso es ir menos protegido de lo que deberíamos como demasiado. Cuando utilizamos EPIs no recomendadas para un puesto de trabajo estamos exigiendo a nuestro cuerpo un mayor esfuerzo. Escoger los correctos equipos de protección aumenta no solo la seguridad, sino también la productividad. El objetivo es encontrar EPIs que ofrecen la mejor protección y confort para el usuario.

3.    “No me pongo guantes porque se me resbalan los objetos”
Esta excusa quizás sería válida en el siglo pasado. En la actualidad hay guantes que por su ergonomía y recubrimiento, ofrecen un espectacular agarre de piezas de cualquier tamaño e incluso en situaciones adversas (suciedad, aceites…) Un buen ejemplo de esto es nuestra última novedad Feel & Grip H257.

4.    “Esta tarea solo me llevará un par de minutos, tardo más en ponerme los EPIs”
Quizás sí que puedes tardar unos segundos más, pero no hay otra opción, en cualquier momento se puede producir un accidente laboral con consecuencias trágicas. Un solo segundo sin protección es suficiente para sufrir un grave accidente.

5.    “No me pongo guantes porque soy alérgico al látex”
Los profesionales de la salud o industria alimentaria que necesitan llevar este tipo de guantes no tienen por qué preocuparse si sufren una alergia al latex, ya que existen guantes de este tipo y para este mismo uso fabricados en otros materiales como nitrilo, neopreno o vinilo.

6.    “Con los guantes de piel es suficiente para no cortarme”
Los guantes de piel son una magnífica opción para muchos trabajos pero su resistencia al corte no está entre las mejores. En nuestro catálogo de guantes de trabajo disponemos de una gran variedad de guantes anticorte, entre los que destacan los fabricados con fibra Dyneema.

7.    “Limpiar los EPIs no es necesario”
Después de cada jornada de trabajo, los empleados deben realizar un adecuado mantenimiento de sus equipos de protección individual. Solo estando en perfectas condiciones podrán más tarde cumplir con su finalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: